• Los suelos deben estar obviamente muy limpios, pero además hay quevigilar que no hayan caído: cristales, objetos afilados, colillas de cigarrillos, pelusas, cerillas, monedas o cualquier otra cosa que pueda intoxicarlo o atragantarlo.
  • Cualquier tipo debolsa no debe estar al alcance del niño. Son muy peligrosas y si se coloca una en la cabeza podría asfixiarse.
  • Si losenchufes están cerca del suelo, hay que evitar que el niño tenga acceso a ellos. Son necesarios protectores específicos que eviten el peligro.
  • Loscables de cualquier aparato eléctrico que no esté en uso no deben quedar colgando de los muebles, ya que el bebé podría tirar de ellos y el aparato caerle encima.
  • No usar manteles que cuelguen, pues el niño podría tirar de un extremo y las cosas que estén sobre la mesa caer y golpearlo.
  • Asegurarse de que en la base de los muebles o la altura en que se mueve el bebé no haya bordes afilados o adornos puntiagudosque puedan hacerle daño.
  • Hasta que el bebé crezca lo suficiente como para entender que ciertas cosas son frágiles y se rompen, es mejor guardar fuera de su alcance los adornos y objetos delicados.
  • Si hay escalerasen el ambiente en que se mueve, hay que colocar barandillas que no le permitan bajar o subir solo.
  • No guardar losproductos de limpieza en un lugar al que el niño tenga acceso.
  • No dejar restos de bebidas alcohólicasal alcance de los niños, pues basta una pequeña cantidad para intoxicar a un niño.
  • Todoslos medicamentos, jarabes, aspirinas, vitaminas, deben estar fuera del alcance del niño.
  • Usar mallas de protección en ventanas, balcones y escaleras.

Lo más importante es adecuar la vivienda, recuerda que los niños no conocen limites, está en la etapa de explorar.